Otro cuento para leer a la panza

2 de junio, 2009 - Por Lic. Anaines Cazador


Hemos visto, en diferentes artículos, que cada mujer y cada hombre a la hora de estar embarazados se comunica con su bebé de diferentes maneras. Es muy bueno poder encontrar el estilo propio de cada uno; ello va a irconstruyendo  la  relación psicoafectiva con tu bebé.

Durante el embarazo, algunos disfrutan de hablarle a la panza, mimarla y dedicarse largos ratos a descubrir esta nueva relación. wktpub5car

Algunas mamás y papás también buscan músicas que son significativas para ellos y las comparten con su bebé. Si la mamá recepciona estos estímulos como agradables y cálidos, el bebé la sentirá de esa forma.

Otras maravillosa forma de comunicarse es la lectura. Cuando leemos, nos transportamos a vivenciar diferentes emociones. Cada uno elige cuentos, novelas, artículos, poesías, entre otras. Lo más importante es que sean lecturas que les gustan, que les interesen y sean significativas para ustedes.

El cuento que Graciela Vega aportó a este Blog, en el artículo “Cómo conectarse con tu bebé en la Panza” ha gustado tanto que pensé en pedirle otro. Como ella es muy generosa acá va el cuento que envió. Les deseo que lo disfruten con su bebé.

Agradecemos también a Leo Arias, que gentilmente nos dibujo a Pirincho.

Luchando con las preguntas

Pirincho Livingstone parecía un cantante de rock. Se acomodó el copete usando el espejo del arroyo de la arena blanca. Aunque había decidido no andar por un solo camino, su corazón de pájaro le decía que debía trazarse un rumbo. Buscó una hoja de palmera y un palito que afiló en una piedra, y dibujó algo parecido a un mapa. Con una flecha marcó el norte, por donde vio que se había ido la Viudita Blanca. Una línea que subía… ¡para arriba quería ir el Pirincho!

¡Ay, ay, ay! En plena decisión lo asaltó una pregunta. Sí, lo tuvo a los saltos durante un buen rato… ¿el norte era siempre para arriba? pirincho2-41

La verdad es que muy entendido en mapas no era. Hacia arriba estaba el cielo y allí seguro que, por el momento, no quería ir. Iba a volar bajo, mirando las huellas de otros pájaros.

- Mejor me dejo de hacer planes y que mis alas nomás me lleven, se dijo, y levantó vuelo.

Anduvo y anduvo un largo trecho y cuando sintió sed, bajó. Aún no estaba tan lejos, el río Uruguay le resultó familiar. Un río largo, el Uruguay. Se hizo lugar entre las gaviotas y se tiró al sol. ¡Qué fiaca tenía!

- ¡Pirincho Livingstone!, se dijo, ¿qué es eso de quedarse quieto y cómodo?

Otra vez lo asaltaron preguntas tan pesadas como los tábanos: ¿por qué? ¿para qué? ¿a dónde?. Se llenó de preguntas, y tanto le pesaron que casi se hundió en la arena. El sentido del viaje, después del primer impulso, iba perdiendo fuerza. No iba a volver para atrás pero ¿a dónde iba? ¿a la región del silencio de la que había oído hablar? ¿y para qué?

Se puso un ala en la cabeza como cada vez que no entendía y se quedó quieto, quietito, pensando…

-¡Ah, no!, dijo de repente.

Se paró en la playa, sacudió una y otra vez todas las plumas y batalló con las preguntas, sacó pecho y les dijo:

- ¡Ja! Para conocer algo nuevo, ¡qué tanto!

Y les sacó la lengua de pájaro para ahuyentarlas del todo.

- Las preguntas son tramposas, murmuró, más vale tenerlas cortitas.

Y siguió viaje… Pirincho se sentía un verdadero héroe de película.

Mientras él se iba se podía ver un remolino en la playa. Un enredo de signos de interrogación que el Pirincho había lanzado al aire con sus alas.

También puede interesarte estos artículos:

Deja tu comentario

7 Comentarios

  1. Faby
    3 de junio, 2009

    Que héroe con tanta pluma!!! Muy lindo…


  2. Patricia Garcia
    12 de junio, 2009

    Que bueno esta tu sitio, me encanto!


  3. natalia
    2 de noviembre, 2009

    me dan resultado los cuentos. y me encantan los cuentos es lo mas sanos para mi bebe que esta en mi panza hace cinco meses. quisiera recibir mas cuentos . gracias


  4. maricela
    1 de febrero, 2010

    este es uno de los sitios más hermosos que visitado, espero ver más cuentos ah mi bebecita le encantan. Siempre que leo patea mucho.


  5. patsy
    8 de septiembre, 2010

    que hermoso este cuento! y el pirincho tambien :)


  6. selene
    30 de diciembre, 2010

    a mii bebe le gusta mucho que lo hable y que le cuente cuentos este sitioo esta mui bueno y me ayuda mucho , ya que soi mama primeriza..


  7. adriana
    5 de mayo, 2011

    jeje yo kisiera saber mas cuentos para mi bb, cual me recomiendan, tengo 22 semanas de embarazo, y kisiera leerle mucho mucho a mi bb


Psicología Perinatal

Turnos

  • Sentite mejor, solicita un turno
  • 50% de descuento en la primera consulta solicitada por el sítio en el mes de Febrero.
    Solicitar un turno

    Suscribite

    Seguime en Facebook


    vfdf